Translation

Rehabilitación Deu i Mata

VIVIENDAS

Description

Services

  • Superfície: 65 m2
  • Localización: Barcelona
  • Fecha: 2016-2017
  • Fotografía: José Hevia
  • Documento obra: Tomás López
  • El proyecto arranca gracias al posible interés, de un antiguo cliente del estudio, en adquirir una vivienda de 65m² emplazada en el primer piso de una finca de hace casi 100 años. El edificio plurifamiliar, de planta baja más dos pisos y cuatro viviendas por planta, está situado en la parte histórica del barrio de Les Corts, que había sido un antiguo término municipal de las afueras de Barcelona. Agregado urbanísticamente a la ciudad en 1899, según el Plan Cerdà. El estado previo del piso que nos encontramos es bastante desolador, pero su composición espacial es muy interesante y posibilista. La existencia en el mismo de un acceso directo a uno de los patios de luces y ventilación comunitarios hizo que le planteásemos al promotor, antes de su definitiva adquisición, que se trataba de una vivienda perfectible y con grandes posibilidades de mejora en la calidad arquitectónica de los espacios. La vivienda estaba formada, según su configuración original, por una pequeña cocina y un minúsculo aseo; a los que se les sumaban -mediante un pequeño pasillo- cuatro habitaciones, dos de ellas de dimensiones mínimas: 2,6 x 2,6 m. Dos de éstas habitaciones disfrutaban de mucha luz al estar dispuestas junto a la fachada principal del edificio (orientada a sur) y con acceso a un amplio balcón; las otras dos ventilaban por una ventana, cada una, hacia patios interiores; en uno de ellos entraba, hasta ese momento, escasa luz natural provocado por la preexistencia de una cubierta ligera ondulada que había permitido ser usado hasta entonces como lavadero, accesible desde a la cocina. Un desproporcionado, por grande, distribuidor de entrada relacionaba los espacios servidores (cocina y baño) y daba paso a un corto pasillo de habitaciones. Este inmenso recibidor que ejercía de espacio rótula de la ‘casa’, tenía el patio del lavadero dándole la espalda de manera extraña y eso provocaba que la estancia de mayor dimensión de la casa recibiese muy poca luz. Al inicio del proyecto planteamos una propuesta de reconfiguración programática, reduciendo el número de piezas destinadas a dormitorio, uniendo las dos de la fachada principal para crear una zona con sala de estar y comedor en contacto con el balcón y de dimensiones más acordes con la superficie de la vivienda. Desarrollamos una estrategia consistente en buscar la optimización del resto de piezas existentes para así poder asumir las ajustadas disponibilidades económicas. Se eliminan tres tabiques (en la cocina, el lavabo y el que separaba las dos habitaciones dispuestas junto a la fachada). Se construye una nueva división interior, más amplia para aumentar el tamaño del baño, que nos permite incluir en su interior un lavamanos y una ducha, inexistentes hasta entonces. Además la nueva configuración pasa por estudiar minuciosamente la conducción de las nuevas instalaciones sin alterar el estado de la mayoría de los antiguos falsos techos de cañizo enyesado que muestran algunos artesonados originales. El paso de las mismas se resuelve, de igual modo que las nuevas divisiones implantadas, mediante tecnología en seco, de perfilería aplacada con cartón-yeso, para no sumar un excesivo peso a la estructura y forjados ya que mostraban evidentes patologías sobre las que hubo que actuar mediante pequeñas operaciones de refuerzo en vigas de madera y fisuras tanto en los tabiques como en las paredes de carga. En todas las estancias descritas existían unos pavimentos de baldosa hidráulica con interesantes composiciones gráficas, todas ellas distintas. Aunque algunas piezas estaban algo maltrechas su estado general lo hacía fácilmente recuperable. Se plantea su pulido y restauración para que se conviertan en el principal material configurador de la futura atmósfera de la vivienda; además la observación y respeto por éstos pavimentos nos llevan hasta uno de los planteamientos fuertes del proyecto: la apuesta por la continuidad del cemento hidráulico como material principal y hilo conductor de toda la intervención. Entender el cemento hidráulico como la solución formalizadora del proyecto con la que resolver la transformación y acabado de los distintos espacios; por ejemplo en la antigua cocina donde la obligada sustitución del pavimento existente, muy dañado, nos lleva a reemplazarlo por un nuevo solado de baldosa de iguales características pero de formato un poco mayor (25x25 cm) y acabada en un solo color: gris ceniza. Ésta misma pieza se utiliza tanto en las paredes del baño como en las del patio de luces. Durante ésta minuciosa operación algunas baldosas de hidráulico existente son reubicadas para el acabado de la huella que dejan en el solado los tabiques eliminados. A su vez se ponen en producción una serie de elementos de cemento en gran formato, diseñados a medida, para el lavabo y la cocina: encimeras, petos, plato de ducha, lavamanos, etc. Otra de las decisiones importantes del proyecto pasa por conservar y tratar casi todas las carpinterías originales (tanto de interior como de exterior) excepto las de las ventanas del lavabo. En la mayoría de ellas se eliminan las múltiples capas de esmalte que hay sobre la madera de Pino Melis, y se mejoran su condiciones de aislamiento térmico y acústico mediante la sustitución de los antiguos y finos vidrios monolíticos por unos nuevos, de cámara. La instalación de una tarima de madera de fresno termotratada resuelve el pavimento y revestimiento parcial del patio y asume perceptivamente la integración entre interior y exterior gracias a un cuidado detalle en su entrega con la nueva carpintería de aluminio en color negro. Éste mismo material es el que se utiliza en los cerramientos de dos de las ventanas al patio central de la finca, correspondientes al lavabo y su ampliación.El gran cambio de la configuración de la vivienda viene dado por la nueva apertura y comunicación con el patio, grácias a la ejecución de un generoso apeo en el muro de carga, que permite que la luz natural inunde el espacio de acceso a la vivienda del que además ahora participan también de modo más desacomplejado el lavabo y la cocina. Ésta se amplia bajo un concepto de cocina abierta y se diseña a medida acabada con un tablero de madera de abeto contrachapado protegido con un barniz de color gris, de tono parecido al del nuevo cemento hidráulico implantado. En el diseño de la cocina dos piezas cumplen también con la función de biombo y filtro de entrada. En primer lugar un mueble con espejo que te recibe al entrar y mediante un gesto achaflanado en su formalización dirige la mirada hacia el patio y la visual que atraviesa casi toda ésta parte de la vivienda en diagonal; ésta diagonal también está dibujada en el espacio por una estructura de cartón yeso de fuerte presencia que camufla la lavadora, el calentador, etc y hace armario-lavadero. Este elemento es fundamental en la nueva relación interior-exterior del patio; se conjuga con algunos otros (también de tabiquería seca) y con la tarima de madera de fresno para producir un intersticio acampanado en la parte central de la casa y fijar así la importancia del patio como cualificador de toda la vivienda. La solución para la ineludible ampliación del baño se aborda como un pequeño proyecto dentro del proyecto global, y se construye como si de tratase de una micro-arquitectura. En él la complejidad y el detalle constructivo aparecen con gran intensidad y cuidado, aportando una fuerte relación mediante el dispositivo de su puerta corredera y una ventana interior con el recibidor y el resto del piso. El juego de espejos y vidrios junto con la continuidad de prácticamente un solo material (cemento hidráulico), en casi todos los elementos, ofrecen en el lavabo una idea y intensidad de proyecto de diseño industrial, como sucede también en las soluciones de la cocina. El contraste entre la evidente y cuidada presencia de lo nuevo, con un preciosista tratamiento y recuperación de lo viejo (repensado y reutilizado), es el hilo conductor que acompaña la luz natural hasta todos los ámbitos de ésta renovada casa en la que la memoria material emerge y sostiene un pulso equilibrado facilitador una manera de vivir más actual en la que las nuevas visuales se cruzan de manera intensa. Éstas enriquecen la experiencia arquitectónica, multiplicando perceptivamente el espacio, eliminado algunas de las jerarquías que los usos imponen y incorporando descaradamente el patio a la vivienda para convertirlo en una habitación más y lograr así incrementar exponencialmente su función de pozo de luz natural para que bañe la parte central de la casa.